Es momento de impulsar la creatividad de tu hijo

No hay mentira más grande que la de un adulto diciendo “no soy creativo”. Todos los seres humanos tenemos mayor o menor grado de creatividad; la gran prueba de esto es que, cuando somos niños, nos permitimos acceder a ella en casi todo momento. La creatividad es un músculo invisible que debemos desarrollar todos los días. Es muy importante comenzar a sensibilizar a los niños en torno a su potencial creativo; de esta manera podrán lograr resultados asombrosos sin importar el área a la que decidan dedicarse en el futuro. La creatividad no está casada con las artes. En la actualidad el pensamiento creativo ha sido una de las pautas más impresionantes para el desarrollo multidisciplinario, deportivo y tecnológico.
Pero ¿Cómo puedo hacer para que mis hijos no pierdan contacto con su creatividad?

Juega con ellos
Y no solo jugar con ellos, sígueles el juego sin cuestionar. Entender que un adulto es capaz de dejar sus “reglas de realidad” por un rato y estar a su nivel es importante para su desarrollo creativo.

No corrijas
En momentos seleccionados de juego o actividad artística, déjalos dibujar fuera de la línea, con los colores que quieran, las figuras que quieran. Al final, pregúntales acerca de su dibujo para que puedan explicar cómo lo hicieron y las decisiones que tuvieron que tomar.

Escucha sus historias
Para empezar a potenciar su capacidad narrativa, puedes preguntarle qué hizo en el día o qué caricatura vió en la televisión y de qué se trata. También puedes participar en sus juegos con muñecos o figuras.

Siguenos

5 tips para un genial regreso a clases

Después de una temporada de hibernación y fiesta, regresar a la escuela puede ser muy pesado: volver a los horarios, el tráfico, la tarea…  ¡aaaaah,  la rutina!.
Para cuando leas esto, seguro ya llevas algunos días de regreso y quizá te está costando un poco de trabajo hacer que todo vuelva a la normalidad. No te preocupes, más. Aquí encontrarás una serie de tips que podrán ayudarte a hacer que los días siguientes te sean más relajados y que tus pequeñines puedan tener una transición más agradable a las labores escolares y de la casa.

  1. Pasen tiempo juntos
    Al momento de comer o cenar, pregúntales cómo va su día y fomenta la comunicación para saber cómo se han sentido esta semana en la escuela y descubras si hay algo en particular que les está costando más trabajo o los ha llegado a molestar.

  2. Prepara todo la noche anterior
    No hay nada más estresante que correr a la papelería en la mañana, o tener que regresar a casa porque se nos olvidó la tarea en la mesa. Para esto, puedes crear una lista coordinada con las tareas de tus hijos y palomear los objetos que deben de llevar a la escuela. Asegúrate de revisar esto todas las noches y guardar las cosas en la mochila para evitar o anticipar imprevistos.

  3. Haz una pizarra de tareas
    Utiliza una pared para poner lindos recordatorios visuales de las tareas que deben realizar  los niños en casa de acuerdo a su edad: acomodar su uniforme para el día siguiente, hacer la tarea, recoger sus juguetes, tender su cama, etcétera.

  4. Actividad física
    Si los pequeñines tienen algún problema para dormir temprano, inscríbelos a realizar cualquier deporte cerca de casa. También puedes llevarlos al parque por la tarde y realizar juegos que les permita gastar su energía, para que ayude a relajarlos en la noche, y al otro día, les cueste menos trabajo despertar temprano.


  5. Motívalos al máximo
    Regresar a la escuela también es estresante para los niños. Celebra las pequeñas victorias académicas para mantenerlos motivados y con ganas de seguir aprendiendo. Muchas veces es necesario escuchar un: “¡lo estás haciendo muy bien! “¡Felicidades!”; e incluso un “¡Vas por buen camino!” “¡No te rindas!”  en las dificultades y materias complicadas.

La clave para un regreso a clases feliz es la comunicación y el desarrollo de buenos hábitos. Lalabum es tu aliado para acercarte más a tus hijos y fomentar los buenos valores.

 

Siguenos

¿Cumpliste todas tus metas del año?

Está terminando el año y sin dudas es un momento de reflexión de nuestras acciones realizadas durante los últimos 12 meses, has pensado en todo lo que deseamos hacer en lo personal, familiar y que por razones de tiempo y organización no alcanzamos a lograr.

Cuántas veces no dijimos “mañana lo hago”, el año se nos fue en un abrir y cerrar de ojos. Estamos a tiempo de tomar un nuevo rumbo y de enseñarle a nuestros hijos con el ejemplo de que las cosas si se pueden lograr. Fomentando el hábito del hoy para hoy.

Es momento de decidirnos a actuar y realizar las acciones que tenemos en mente. Podemos empezar con cosas sencillas, por ejemplo: el practicar un deporte que tengas ganas de hacer, acomodar la recamara que siempre dices que ya vas a ordenar o  hacer una actividad con tus hijos.

Verás que crearas inmediatamente una sensación de movimiento en casa y motivarás a tu familia a decidirse para lograr sus metas personales.

Prepárense en familia  para iniciar el 2019 con una actitud exitosa.

Siguenos

5 beneficios de convivir con primos en la infancia

Los primos son la mayoría de las veces, los  primeros amigos, cómplices y compañeros de aventuras. Esta época de festejos navideños y reuniones familiares propicia la convivencia entre los más pequeños de la familia que en ocasiones, no tienen oportunidad de verse tan seguido como desean.

Si tus hijos van a tener la oportunidad de pasar tiempo con sus primos en estas vacaciones, te cuento que además de un gran rato de risas y diversión, mientras juegan, estarán desarrollando estas habilidades:

  1. La importancia del trabajo en equipo para lograr objetivos para cualquier actividad.
  2. Se vuelve más independiente con el ejemplo de niños haciendo cosas por sí mismos.
  3. A ser tolerante a diferentes formas de pensar y actuar.
  4. La capacidad de resolver problemas y controlar diferentes emociones que surjan en los juegos.
  5. A crear vínculos de amistad y a convivir con niños de diferentes edades.

Mi consejo es que dejes fluir la convivencia entre primos y permitas que tus hijos creen lazos afectivos que les van a servir en un futuro para relacionarse mejor en sociedad. Eso sí, seguro habrá momentos no tan felices, pero recuerda que es parte de la experiencia.

Siguenos

¿Debo seguir con las rutinas y horarios de mis hijos en vacaciones?

Las vacaciones son un tiempo libre para descansar realizar actividades de tu agrado. Para los niños las vacaciones son sinónimo de: despertarse tarde, tener más horas de juegos y hacer actividades diferentes todos los días.

Durante estos días los horarios son más relajados y seguramente tu actitud será más permisiva. Pero es importante que tomes en cuenta estos 3  puntos para que no caer en exceso de libertad durante este periodo.

  1. Los niños deben seguir teniendo responsabilidades aun estando de vacaciones. por ejemplo: seguir tendiendo su cama, recogiendo su plato, etc.
  2. Mantener la rutina de limpieza y alimentación.
  3. Fija horarios vacacionales. Al ritmo que desees y de acuerdo a la ocasión del día pero hazles saber el tiempo establecido para cada actividad del día.

Mantener una rutina vacacional fomenta seguridad y estabilidad para los niños. Tomate un poco de tiempo por las mañanas y planeen el día juntos en familia o con tus hijos y verás cómo fluye con mayor armonía evitando apuros y regaños.

Aprovecha estos días para gozarlos con tus hijos, recuerda que las actividades más simples, en ocasiones generan la mejor convivencia.

¡Disfruta con tus hijos de estas vacaciones navideñas!

Siguenos

Convivencia en las fiestas

Cuando nuestros hijos comienzan la etapa de las fiestas infantiles, las invitaciones a los cumpleaños, celebraciones y sobre todo en esta época , a las posadas. Es importante platicar con ellos antes de llegar al evento y describirles el propósito de asistir a una fiesta y como se va a desarrollar la actividad.

Claro que las fiestas están hechas para divertirse, pero hay que prevenir berrinches y malos ratos innecesarios haciéndoles saber los límites sobre cuales son las acciones aceptadas y cuáles definitivamente deben evitar.

Te recomiendo hacerle saber a tus hijos, estos 5 puntos antes de llegar a las fiestas:

  1. Respetar que la fiesta es para festejar una ocasión especial de un amigo o compañero y hay que seguir las indicaciones, turnos en los juegos y actividades que organicen en el festejo.
  2. Convivir con buena actitud y sobre todo sin violencia con sus amiguitos y adultos que asistan a la fiesta. Por ejemplo saludar al llegar, sonreír y participar en las actividades.
  3. Obedecer cuando le digas que es hora de irse, procura dar indicaciones claras. Por ejemplo: cuando sea horade irnos, ponte los zapatos y recoge tus cosas sin cuestionar.
  4. Agradecer a los organizadores de la fiesta y despedirse antes de salir.
  5. ¡Divertirse! Lo mejor de ser niños es aprovechar las fiestas para recibir premios, pegarle a la piñata y comer dulces. ¡Explícale con emoción que, es un privilegio ser invitado a las fiestas y lo mejor es disfrutarlas con mucha alegría!.

TIP IMPORTANTE: Si te toca ser quien los lleve a las fiestas, aprovecha el momento para disfrutarlo con ellos bailando y jugando. Estás creando recuerdos que le durarán toda la vida a tus hijos.

 

Siguenos

¡Hagamos la cartita a Santa Claus!

Inicia la cuenta regresiva para la navidad y los niños están ansiosos por hacerle saber a Santa sus peticiones para este año. Aprovecha el momento para realizar una actividad de convivencia en familia entre padre e hijo que te ayudará a conocerlo mejor y saber realmente sus deseos para esta navidad.

Mi consejo para iniciar la carta es el siguiente:
Escribe con tu hijo un comportamiento bueno en especifico que haya mejorado o sido notable este año y uno que pueda mejorar para el siguiente, haciéndole saber que aquellos logros que consiguió con su esfuerzo, dedicación y su buen comportamiento tienen recompensas.

Una recomendación que te hago, es que cuando tu hijo empiece con su lista interminable de juguetes, procures enseñarle que puede elegir uno de acuerdo a una característica específica, por ejemplo:

  • Elegir un regalo para su diversión: hay una gran variedad de opciones de regalos de moda que hay en el mercado, pídele que elija el que le parezca más impactante.
  • Elegir un regalo para desarrollar un talento: piensen juntos cuales son sus fortalezas,  por ejemplo: cantar, bailar, dibujar, algún deporte o tocar un instrumento. Y elijan un regalo que le ayude a desarrollar esa habilidad.
  • Elegir un  regalo para convivir en familia: muchos regalos de navidad nos ponen en aprietos al abrirlos y resulta que convivimos más armando el regalo que al momento de jugarlo. Seleccionen un regalo que sirva para pasar tiempo de calidad en familia, ya sea un juego de mesa, un balón o rompecabezas.
  • Elegir 1 regalo para desarrollar su creatividad: las aplicaciones móviles son una buena opción para que tu hijo tenga contacto con las nuevas tecnologías, al elegir esta opción procura que sea una acorde a su edad  y con uso limitado.

  • Elegir 1 regalo para activarse físicamente: piensen en un regalo que sea útil para mover el cuerpo y  jugarse en equipo con niños de su edad o con sus hermanos. El objetivo es motivar su ilusión hacia la diversión en equipo.

Por último, pregúntale, ¿Qué te gustaría que santa Claus le regalará al mundo? Te aseguro que te llevarás una grata sorpresa al conocer la respuesta de tu hijo.

Disfruta esta maravillosa etapa de la niñez de tu hijo inculcándole que lo más importante de celebrar la navidad es el compartir el amor a la familia y a todos los que nos rodean.

Siguenos

¡Mío! Mi hijo no le quiere prestar sus cosas a otro niño

Seguramente como padre te has visto en la situación en que tu hijo no quiere compartir sus juguetes cuando llega un niño a unirse a la actividad. 

Es una cuestión natural, en la que de pequeños, las pertenencias en el momento, significan algo muy importante para ellos y no entienden el sentido del tiempo, creen que le están entregando el objeto en cuestión, para siempre . Y como padres podemos darnos cuenta de lo mal que la pasan cuando les decimos, “ándale hijo préstale tus cosas”.

¿Qué podemos hacer?

  1. Procura no tomar partido de la situación, apoya a  ambos bandos y ve por el bien general. Por ejemplo: si se puede dividir en partes iguales el juguete o en caso de que no, cambiar la actividad a realizar para evitar situaciones negativas en la convivencia.
  2. Averigua el contexto de la situación, por ejemplo: si tu hijo no le quiere prestar su juguete, no te adelantes y digas: préstaselo, no seas grosero. es importante saber qué  ocurrió para que no desee prestarlo, tal vez antes él sufrió la misma situación con otro juguete.
  3. Sé claro con la explicación sobre el préstamo del juguete, hazle saber a tu hijo que solo durará unos minutos y que el tesoro volverá a sus manos. Eso lo dejará con más tranquilidad.  
  4. Permite que tu hijo tome una decisión sobre qué desea hacer después de haberle explicado la situación.  Eso sí, si notas que se presenta una falta de respeto entre ambos, se firme y cancela la actividad para todos.

Mi consejo es: Sé previsor, si sabes que lo expondrás ante una situación en donde probablemente comparta sus cosas, procura no llevar su juguete favorito. Es mejor llevar material o juguetes que sean fáciles de dividir o inciten al juego en equipo y siempre piensa en que los hijos son nuestro reflejo. ¿Qué harías tú, si tuvieras que compartir lo más preciado que tienes con alguien que acabas de conocer?

 

Siguenos

Enseñar a mi hijo a valorar lo que tiene

Actualmente los niños reciben un gran cantidad de estímulos sobre los juguetes, accesorios, ropa y artículos de moda; con el objetivo de motivar a pedirte que le compres más y más cosas sin tener un motivo especial para hacerlo y  va perdiendo el valor y cuidado de lo que obtiene.
Como padres debemos ser cuidadosos al decidir con qué facilidad le otorgamos a nuestro hijo todo lo que pide y cómo reaccionamos para resolver su necesidad cuando pierde o rompe un objeto.

La clave está en no acostumbrar a los hijos a recibir cosas con solo pedirlas.
La próxima vez que te pidan comprar algo solo por el impulso de tenerlo, puedes plantearle una meta para lograr su objetivo, por ejemplo: ayudarte a poner la mesa toda la semana, para poder recibir un premio.

 

Mi consejo es que evites darle de inmediato todo lo que desea y le estarás ayudando a tu hijo a crecer con una buena actitud hacia el esfuerzo y el cuidado de sus cosas.

Siguenos

Cómo fomentar la paciencia en tus hijos

Nuestros hijos nacieron en una nueva cultura de la inmediatez, en la que tienen acceso al entretenimiento al alcance de su mano con facilidad para cambiar de contenido sin interrupciones con solo mover un dedito. Y estas facilidades se ven reflejadas en la falta de paciencia y cero tolerancia hacia lo que no les gusta ver, hacer o interactuar.

Es muy importante que como padres, seamos conscientes de llevar un equilibrio entre cumplir los deseos de los hijos y exponerlos a situaciones que no sean de su total agrado para enseñarle a tolerar la frustración.

 

Enseñarle a los niños a tolerar la frustración es darles herramientas para que sean capaces de afrontar problemas y controlar sus emociones.

Puedes aplicar estos tips para desarrollar una actitud positiva ante las situaciones que no son de su agrado:

  1. Tu eres su ejemplo a seguir, procura reaccionar ante las adversidades, como te gustaría que lo hiciera tu hijo.
  2. No lo sobreprotejas o le des todo hecho. Permítele que cometa errores y si, aunque te tardes un poco más en hacer las cosas, déjalo que experimente y lo haga con sus propias manos.
  3. No te rindas y hagas lo que él quiere solo por evitar un berrinche, acuérdate que los niños entienden a la perfección la relación entre gritos y obtener lo que desean.
  4. Crea el hábito de fijarse metas a corto plazo y recompensalo con algo significativo, como el dejarlo elegir una película o un juego de mesa.

Mi consejo es que no trates de evitar que tu hijo pase momentos que no le agradan. Ya que forman parte de la vida y lo mejor es que los guíes para saber cómo enfrentarlos.

Siguenos