Deseas que tu hijo sea exitoso

Pensar en el futuro de tu hijo seguramente hace volar tu imaginación pensando en todo el potencial con el que cuenta y las infinitas posibilidades que tiene para triunfar en lo que desee.

Está en tus manos inculcarle una de las herramientas más poderosas para que su futuro sea brillante, habló de la disciplina.

La disciplina inicia en casa, en las pequeñas acciones que realiza tu hijo desde pequeño, es enseñarles a hacer a un lado sus deseos para que puedan cumplir con sus obligaciones, recuerda que la disciplina no es sinónimo de regaño o castigo, sino que se trata de establecer expectativas, límites y fomentar la responsabilidad personal en ellos.

Puedes asignarle responsabilidades de acuerdo a su edad y conforme vayan creciendo puedes ir incrementando estás, así le demostraras que confías en él Te sugiero llevar a la práctica algunas de estas actividades, que son sencillas y se pueden realizar diariamente.

  • Tender la cama o ayudarte a hacerlo en la medida de sus habilidades motrices
  • Seguir un horario diario de actividades
  • Colocar la ropa sucia en el cesto
  • Limpiar la mesa
  • Alimentar a una mascota
  • Preparar un día antes su uniforme
  • Guardar sus juguetes
  • Ayudar en lavar las verduras o frutas

Puedes explicarle a tu hijo que la disciplina es: hacer cosas que quizá no tengan ganas de realizar en ese momento, como la tarea, pero al hacerla diario con concentración, obtendrá un buen resultado al final del mes.

Recuerda darles motivación positiva para que se entusiasmen al realizar sus quehaceres o las actividades que le asignaste, por ejemplo, puedes desafiar a tu hijo a recoger la ropa sucia en el menor tiempo posible o hacer un concurso con sus hermanos para saber quién recoge los juguetes rápidamente.

Es importante también que motives con gestos o palabras dulces que le transmita que estás orgulloso de él, puedes decirle “buen trabajo”, “con tu ayuda fue más fácil”, “gracias por ayudarme”, “Vas muy bien” , “Te estás esforzando mucho y te lo agradezco” etc.

La disciplina va de la mano del auto control y es una cualidad que se puede construir con el paso de tiempo. Pon manos a la obra, ya que está comprobado que quienes la practican obtienen los resultados esperados.

 

Siguenos

Enseñar a tus hijos a hacer amigos

Todos necesitamos de un amigo en cualquier etapa de nuestra vida, quién no recuerda a ese amigo de la infancia que se convirtió en una hermana o hermano por elección, un amigo es nuestro confidente y nos acompaña en los momentos felices pero también en los difíciles, el tener un amigo fortalece nuestro sentido de pertenencia y aumenta nuestra autoestima. Por esta razón, es importante inculcar en nuestros hijos desde muy pequeños el valor de la amistad.

En la etapa preescolar muchos niños comienzan a formar amistades verdaderas, pero otros les cuesta trabajo ya que no saben cómo hacer amigos. Estos cinco consejos que te recomendamos  pueden ayudarle a tus hijos en el proceso de hacer amigos.

Comienza por platicar con ellos en momentos casuales como en el carro o en la comida para conocer qué opina o qué piensa de la amistad.

  1. Hazle saber que para hacer un nuevo amigo es importante tener una buena actitud, sonreír y perder el miedo a invitarlo a jugar o preguntar si se puede unir al juego.

  2. Explícale que para elegir a un amigo debe haber un gusto en común, algo que les agrade hacer juntos. Que es preferible alejarse de quienes son groseros o no siguen las reglas porque pueden causarte problemas.

  3. Dale ejemplos aterrizados a su edad, que le ayuden a comprender que para ser un buen amigo hay que hacer cosas buenas por ellos, jugar por turnos a lo que cada quien desea, tratarlos como a ellos les gustaría que lo hicieran o animarlos si están tristes.

  4. Plática sobre la importancia de conservar a los amigos, ya que es tan importante hacer nuevos amigos como conservar a los que ya se tienen.

  5. Háblale sobre las cosas que los amigos no hacen, por ejemplo decirse mentiras, pegarse y de las formas que existen para resolver las diferencias.

Sin duda los niños vivirán experiencias buenas y malas haciendo amigos, lo importante es que como padres estemos al tanto de lo que sucede en su círculo de amigos y  presentarle opciones de lo que pueden hacer para que desde pequeños hagan buenos amigos.

Siguenos