Es momento de impulsar la creatividad de tu hijo

No hay mentira más grande que la de un adulto diciendo “no soy creativo”. Todos los seres humanos tenemos mayor o menor grado de creatividad; la gran prueba de esto es que, cuando somos niños, nos permitimos acceder a ella en casi todo momento. La creatividad es un músculo invisible que debemos desarrollar todos los días. Es muy importante comenzar a sensibilizar a los niños en torno a su potencial creativo; de esta manera podrán lograr resultados asombrosos sin importar el área a la que decidan dedicarse en el futuro. La creatividad no está casada con las artes. En la actualidad el pensamiento creativo ha sido una de las pautas más impresionantes para el desarrollo multidisciplinario, deportivo y tecnológico.
Pero ¿Cómo puedo hacer para que mis hijos no pierdan contacto con su creatividad?

Juega con ellos
Y no solo jugar con ellos, sígueles el juego sin cuestionar. Entender que un adulto es capaz de dejar sus “reglas de realidad” por un rato y estar a su nivel es importante para su desarrollo creativo.

No corrijas
En momentos seleccionados de juego o actividad artística, déjalos dibujar fuera de la línea, con los colores que quieran, las figuras que quieran. Al final, pregúntales acerca de su dibujo para que puedan explicar cómo lo hicieron y las decisiones que tuvieron que tomar.

Escucha sus historias
Para empezar a potenciar su capacidad narrativa, puedes preguntarle qué hizo en el día o qué caricatura vió en la televisión y de qué se trata. También puedes participar en sus juegos con muñecos o figuras.

Siguenos

5 tips para un genial regreso a clases

Después de una temporada de hibernación y fiesta, regresar a la escuela puede ser muy pesado: volver a los horarios, el tráfico, la tarea…  ¡aaaaah,  la rutina!.
Para cuando leas esto, seguro ya llevas algunos días de regreso y quizá te está costando un poco de trabajo hacer que todo vuelva a la normalidad. No te preocupes, más. Aquí encontrarás una serie de tips que podrán ayudarte a hacer que los días siguientes te sean más relajados y que tus pequeñines puedan tener una transición más agradable a las labores escolares y de la casa.

  1. Pasen tiempo juntos
    Al momento de comer o cenar, pregúntales cómo va su día y fomenta la comunicación para saber cómo se han sentido esta semana en la escuela y descubras si hay algo en particular que les está costando más trabajo o los ha llegado a molestar.

  2. Prepara todo la noche anterior
    No hay nada más estresante que correr a la papelería en la mañana, o tener que regresar a casa porque se nos olvidó la tarea en la mesa. Para esto, puedes crear una lista coordinada con las tareas de tus hijos y palomear los objetos que deben de llevar a la escuela. Asegúrate de revisar esto todas las noches y guardar las cosas en la mochila para evitar o anticipar imprevistos.

  3. Haz una pizarra de tareas
    Utiliza una pared para poner lindos recordatorios visuales de las tareas que deben realizar  los niños en casa de acuerdo a su edad: acomodar su uniforme para el día siguiente, hacer la tarea, recoger sus juguetes, tender su cama, etcétera.

  4. Actividad física
    Si los pequeñines tienen algún problema para dormir temprano, inscríbelos a realizar cualquier deporte cerca de casa. También puedes llevarlos al parque por la tarde y realizar juegos que les permita gastar su energía, para que ayude a relajarlos en la noche, y al otro día, les cueste menos trabajo despertar temprano.


  5. Motívalos al máximo
    Regresar a la escuela también es estresante para los niños. Celebra las pequeñas victorias académicas para mantenerlos motivados y con ganas de seguir aprendiendo. Muchas veces es necesario escuchar un: “¡lo estás haciendo muy bien! “¡Felicidades!”; e incluso un “¡Vas por buen camino!” “¡No te rindas!”  en las dificultades y materias complicadas.

La clave para un regreso a clases feliz es la comunicación y el desarrollo de buenos hábitos. Lalabum es tu aliado para acercarte más a tus hijos y fomentar los buenos valores.

 

Siguenos

¿Cumpliste todas tus metas del año?

Está terminando el año y sin dudas es un momento de reflexión de nuestras acciones realizadas durante los últimos 12 meses, has pensado en todo lo que deseamos hacer en lo personal, familiar y que por razones de tiempo y organización no alcanzamos a lograr.

Cuántas veces no dijimos “mañana lo hago”, el año se nos fue en un abrir y cerrar de ojos. Estamos a tiempo de tomar un nuevo rumbo y de enseñarle a nuestros hijos con el ejemplo de que las cosas si se pueden lograr. Fomentando el hábito del hoy para hoy.

Es momento de decidirnos a actuar y realizar las acciones que tenemos en mente. Podemos empezar con cosas sencillas, por ejemplo: el practicar un deporte que tengas ganas de hacer, acomodar la recamara que siempre dices que ya vas a ordenar o  hacer una actividad con tus hijos.

Verás que crearas inmediatamente una sensación de movimiento en casa y motivarás a tu familia a decidirse para lograr sus metas personales.

Prepárense en familia  para iniciar el 2019 con una actitud exitosa.

Siguenos