Mi hijo está en la etapa del ¿por qué?

¿Qué te han preguntado tus hijos?, ¿qué les gustaría saber?, ¿qué se imaginan que pasa? Tus hijos cuestionan las cosas de su alrededor, es la manera en como ellos empiezan a entender el mundo. Es importante que tomes en cuenta su edad y respondas en forma clara y sencilla para que pueda comprender mejor lo que le estas diciendo. Entre mejor te comuniques con tus hijos y respondas a sus preguntas más estimularás su lenguaje y su creatividad. Sin embargo, si tu hijo utiliza esto para llamar tu atención, para hacerte enojar, o evitar hacer sus tareas. Pon en práctica estas sugerencias y evitar que tu hijo utilice sus dudas con otras intenciones…

  • Evita hablarle de forma infantil a tus hijos. Habla con normalidad y señala algunos objetos
  • Céntrate en responder las dudas de tu hijo.
  • Si tu hijo tiene muchas preguntas que hacerte, menciónale que habrá un momento en el que contestaras sus preguntas.
  • Si te pregunta ¿Por qué tengo que… recoger mi ropa? Dile con firmeza lo que debe de hacer y dale una explicación sencilla. Por ejemplo: Recoge tus juguetes en este momento porque ya es hora de cenar.
  • Si el niño continúa preguntando, utiliza la técnica del disco rayado, responde con las mismas palabras si repite constantemente la pregunta.
  • Si se resiste a realizar sus deberes puedes usar la técnica de la ignorancia sistemática ( que mencionanos en la segunda entrada de este blog) , en donde debes de ignorar la pregunta.
  • Si tu hijo cuestiona el porqué, puedes aplicar la técnica de tiempo fuera o la sobre corrección.

Te recomendamos hacerle sentir a tu hijo que te interesas por sus preocupaciones y evita criticar su curiosidad, aun si preguntan sobre temas difíciles o temas tabú ya que esto los puede confundir y motivarlos a buscar respuestas por otros medios y quizá la respuesta que le den, no sea la adecuada. Evita provocarle una decepción o desconfianza hacia mamá o papá.

Si te encuentras ante algún cuestionamiento sobre sexo, género, religión, o la muerte, dosifica tus respuestas de acuerdo a la edad de tu hijo y su capacidad de comprender, todo esto sin olvidar que tarde o temprano, sabrá la verdad y la confrontará con tu respuesta.

Recuerda que actuar con confianza y sinceridad fomenta una mejor relación de comunicación entre padres e hijos.

Siguenos
Posted in Lalabum Padres.

One Comment

  1. Creo que la aprte dificil es la de dosificar la respuesta, generalmente usamos la religion para suaviar un poco los conceptos, aveces funciona perfectamente, a veces no. En mi caso si funciona bein, y lo hago no por ser un devoto exhaustivo, sino porque se puede dar una respuesta facil de entender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *