Qué hacer si tu hijo no te obedece

Si acostumbras más de una vez el llamarle la atención a tu hijo por que no te hace caso y no sabes cómo hacer para que te obedezca, primero deberás de tomar en cuenta pedirle una cosa a la vez, dando el tiempo suficiente para que termine de realizarlo y otro aspecto es la forma en que se lo pides y el tono que utilizas.

Tu hijo puede estar desobedeciéndote porque sabe que pasará tiempo para que te enfades lo suficiente para obligarlo a cumplir su tarea, o podrían ignorarte tanto tiempo hasta que lo hagas por ti mismo. Te presentamos 8 puntos para que tus hijos te obedezcan

  1. Habla a tu hijo de forma sencilla y lo más claro posible. Por ejemplo no es lo mismo decir “limpia tu habitación”, que “recoge los juguetes de la habitación”.
  2. Si deseas que el niño limpie su habitación, y eso incluye que realice varias actividades, pídele que haga una tarea a la vez, y explícale como debe de hacerlo, por ejemplo: “primero recoge los juguetes”, una vez que realizó la tarea dale la siguiente, “ahora deposita la ropa sucia en el bote”, “guarda tu ropa limpia en los cajones”, etc.
  3. No le preguntes si quiere hacerlo, dile lo que tiene que hacer con un tono firme. Por ejemplo evita ¿quieres ayudarme a limpiar la mesa ahorita?, ¿recoges tu cuarto?
  4. Utiliza el contacto visual cuando le pidas algo a tu hijo. Dile que repita lo que pediste hacer y que te diga con sus palabras lo que entendió.
  5. Por muy ocupado que te encuentres, asegúrate que las tareas que le pediste a tu hijo realmente las lleve a cabo.
  6. Hazle sentir a tu hijo que las tareas pueden ser divertidas y que se pueden hacer en poco tiempo, a través de juegos, competencias, etc. Pídelo de una manera divertida, ya que en ocasiones se pierde más tiempo discutiendo que en lo que se hace la tarea. Cuando termine puedes reforzarlo diciendo que fue muy rápido en hacerlo y que puede salir a jugar o hacer algo que le agrade.
  7. Habla de manera positiva con tu hijo, agradécele cuando cumpla sus tareas, dile lo bien que lo ha hecho.
  8. De preferencia cuando el niño realice una tarea, procura que después de terminarla lleve a cabo alguna actividad divertida, por ejemplo: me has ayudado mucho en casa… puedes salir a jugar con tus amigos.

¿Pero, qué hacer si el niño continúa desobedeciendo? Si a pesar de llevar a cabo estas acciones, sigues teniendo el mismo problema, aplica consecuencias negativas, a continuación te ofrecemos unas sugerencias de cómo hacerlo:

  • Ponga un límite de respuesta. Si tu haz dado una tarea y el niño te ignora, puedes contar hasta 5, si pone atención cuando haz terminado de contar, vuelve a dar la orden.
  • Aplica la sobrecorreción; guía su mano y enséñale a cómo hacerlo, varias veces si es necesario.
  • Utiliza el tiempo fuera y haz que el niño realice lo que le habías pedido.
Siguenos
Posted in Lalabum Padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *